viernes, 7 de marzo de 2014

Mujeres Educadoras #TicUnam #EscenariosTec #UVMReynosa

No soy el más indicado para escribir unas palabras sobre lo que es y significa la mujer, sobre todo porque tiendo a dejar de ser objetivo, primordialmente por admirar el tesón, el esfuerzo  y los logros personales y familiares de muchas mujeres con las que he tenido la oportunidad de colaborar, quienes me han demostrado con creces, su capacidad heroica de cumplir todo aquello con lo que se comprometen.

Más aún de admirar, son todas aquellas mujeres que cumplen un doble (y a veces triple o cuádruple rol), como amas de casa, trabajadoras, madres y/o cabezas de familia... Es verdaderamente grato conocer y trabajar con personas así.

Recordaba hace unos días un poema de Benedetti, llamado "La gente que me gusta", que en sus últimos versos indica:
Me gusta la gente que no desfallece 
cuando de alcanzar ideas y objetivos se trata. 

Con gente como esa, me comprometo a lo que sea, 
ya que con haber tenido a esa gente a mi lado 
me doy por bien retribuido.

Y cierto estoy que a su manera, con su cosmovisión, su sensibilidad, con esa fortaleza y fortuna de ser parte de la creación de vida y formación de personas, me hacen admirarlas y agradecerles, por haber sido grandes  mujeres y grandes personas coincidiendo en tiempo, acciones y espacio con un servidor.

No voy a caer en los lugares comunes y en las felicitaciones baratas, creo que la industria y el comercio ya bien hacen su parte en ello.

Simplemente quiero ponerme de pie, y aplaudir el gran esfuerzo y todo el corazón que las mujeres como educadoras, como formadoras de personas realizan. Desde esta sencilla tribuna solamente quiero agradecer a todas y cada una de las mujeres que han colaborado conmigo, o que han coincidido en los espacios educativos, donde he podido ver el testimonio diario de su actuar, de su profesionalismo y su preparación.
De su compromiso.

Desde mis alumnas que lo fueron en la Secundaria 42  en la ciudad de Monterrey, mis colegas maestras, mis compañeras de licenciaturas y posgrados, mis alumnas de EDEC de Monterrey, Instituto Kelly, la UMNE y un largo etcétera, hasta mis alumnas, colegas y colaboradoras de la UVM Reynosa, a todas y cada una de ellas un fraterno abrazo.

Es y ha sido una fortuna tenerlas a mi lado, y como dice el poema referido, con haberlas tenido a mi lado, me doy por retribuido.

¡Muchas Felicidades!

No hay comentarios:

Gerencia educativa y liderazgo.