sábado, 14 de diciembre de 2013

El aula del mañana - #EscenariosTec

Cuando se piensa en el futuro hoy día, se piensa en el presente hipercomunicado y altamente computarizado que tenemos para las cosas.  Hace cuarenta años, cuando se visualizaba el futuro, quizá se esperaba que llegara a ser de un modo diferente.

Quienes vieron el futuro hace cuarenta años y siguen con vida hasta nuestras fechas, han modelado su visión del futuro de un modo distinto, quizá esperaban más, probablemente menos, pero indudablemente, no es como lo ideaban.

Cuando recuerdo de la cinematografía Hollywoodense y mundial en general aquellas películas que hablaban del futuro, muchas de ellas, iban correlacionadas con la destrucción o el surgimiento de una nueva civilización humana: desde el principio.

Y es que esa es una tentación muy general, borrar todo aquello que se haya hecho, todo lo que haya podido suceder, bueno o malo e iniciar de nuevo. Un desperdicio de cultura y de acervo.  La propia historia bíblica de Noe lo muestra: volver a empezar.

La educación no escapa a esas tentaciones. Amo la tecnología, pero he insistido mucho: más que aulas inteligentes, requiero docentes y alumnos que lo sean. Si Darwin mencionaba que quienes mejor se adapten serán quienes sobrevivan, debemos extrapolar dicha aseveración a nuestro mundo educativo.

La tecnología está aquí y ahora, pero la enseñanza no puede quedarse en el antes y allá, debe ir a la par de los cambios sociales, incluso previéndolos.

La tecnología no es la panacea. A mi modo de ver, el aula del mañana tiene que ver más con las personas que con los instrumentos.  La tecnología es el medio, no el fin, y es mediante ella, simplificándonos nuestras acciones, que podemos dedicar el tiempo a crear relaciones sociales, comunicarnos, desarrollar pensamiento estratégico y creatividad, éso será más importante de aquí en adelante.

Gracias nuevamente a la hospitalidad de la U. de Buenos Aires, por brindarnos este espacio, que, aunque el curso ha concluido, a más de uno nos quedaron ganas de seguir viviéndolo.

3 comentarios:

Arturo Lara Ramírez dijo...

Acertado tu comentario, veía películas mexicanas que incursionaban con las computadoras, con las tecnologías, algunas de ellas muy acertadas al futuro por venir y otras fuera de ese contexto con un futuro que no llego.
Las tecnologías no hacen la enseñanza ni construyen el conocimiento sólo lo facilitan, quienes en realidad realizan esa tarea son los docentes y debemos guiar al alumno en su transitar a un mejor futuro que ya es de ellos, ya les pertenece, en este MOOC aprendimos a construir conocimiento en red, nos conectamos e interactuamos, para mi esa es la motivación más grande que llevamos de escenarios educativos con tecnología

Gustavo Perez Barroso dijo...

en relación a lo que comentas sobre que el aula del mañana tiene que ver más con las personas que con los instrumentos en parte considero que tienes razón. Pero recuerda lo que nos aporto el curso sobre las 10 Competencias del Docente Moderno, la 8a es entusiasta por las nuevas tecnologías. Hace 10 años fue el Mesenger ahora es el Faccebok y el twitter. Seguramente en 10 años habrá algo nuevo que como docentes tengamos que utilizar.
saludos desde Oaxaca México

Pastor Ricardo Martinez Salgado dijo...

EL AULA DEL MAÑANA, que chevere suena eso. seguramente en los paises desarrollados ya se esta aplicando este tema, algo que aun en mi pais honduras no se puede hablar porque aun se debe mejorar los problemas primarios que existe historicamente en el sistema educativo Hondureño. me ilusiona pensar en que esta frace un dia se haga realidad