viernes, 13 de diciembre de 2013

Aprender a enseñar, enseñar a aprender: La educación en tiempos de TIC

Esta dualidad que posee el proceso de enseñanza-aprendizaje amerita un estudio más profundo, el ser tratada con mayor seriedad y el reconstruir los procesos de comunicación educativa.

No es un simple juego de palabras, para enseñar, debo aprender a hacerlo, pero el enseñar no debe detenerse -y menos ahora en los tiempos actuales- en reproducir conocimientos al más puro estilo bancario de la educación, sino que debemos buscar, al amparo y uso de la tecnología educativa, desarrollar en los estudiantes una actitud inquisitiva, unas ganas de averiguar de qué van las cosas, sobre todo, una actitud de investigar los ¿cómos? y los ¿por qué?, no quedarnos en el ¿qué? descriptivo de las cosas.

La educación en tiempos de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) debe ser transformadora, retadora, una educación que busque ahora sí y no solo en el discurso, la constante actualización de los docentes, así como el equipamiento adecuado de las aulas.

No se puede tener una verdadera democracia, si no se tiene un punto de partida común, y nada más básico que las aulas escolares, como un medio de demostrar el verdadero interés que tienen los gobiernos por remediar las cosas.

No se vale quejarse de los resultados en evaluaciones internacionales, si no se proveen los medios tales que permitan una verdadera competitividad.  Desde algo tan sencillo como los equipos de cómputo y el ancho de banda, a algo más complejo como es el desarrollo de competencias en docentes y estudiantes, la educación debe ser intervenida antes de que entre en coma, no solo con discursos, sino con acciones.

Es bueno tener el hardware y el software para educar, pero mientras no se tenga el humanware, todo está de más.

Saludos

No hay comentarios:

Gerencia educativa y liderazgo.